Discreta, sencilla y educada: así es Ana María Aldón