Los Duques de Palma gastaron 3 millones de euros en reformar la casa de Pedralbes