En 1989 ya se especuló con un affaire entre Isabel Preysler y Vargas Llosa