Froilán podría haberla liado el parque de atracciones de Madrid