Los hijos de la Duquesa, molestos con C. Tello, no la invitan al funeral de su madre