J. Fernando continua su terapia con 'el marismeño', la única persona en la que confía