Kiko vende su coche por 20.000 euros