La nobleza se aprieta el cinturón