Lequio, arrepentido de sus descalificaciones hacia Belén