Euforia y decepción en 10 segundos de los independentistas catalanes