La infanta Cristina ha sido denunciada