La investigación descarta la participación de una segunda persona en el crimen