El equipo de investigación de 'AR', testigo de la tensión en D'En robadors