Los investigadores del crimen del guardia urbano de Barcelona sospechan que fue Rosa quien mató a su pareja