Las trabajadoras de centros de manicuras asiáticos trabajan por dos euros la hora