Más de 2.500 personas mueren cada año por automedicarse en España