Patxi López, un estreno complicado