Los candidatos a la presidencia prometen invertir 330.000 millones de euros si ganan