La oposición trata de frenar la tramitación de la reforma del Tribunal Constitucional