El tiempo para negociar se acaba