El 'procés' repercute también en los 'sex shops' de Cataluña