Un equipo de 'AR' convive durante 24 horas con okupas: varias mujeres maltratadas que han huído de sus casas