Nathan perdió a su hija por un proyectil palestino