La Agencia Tributaria cree que Peña se ocupaba de asegurar la opacidad de las operaciones económicas de sus clientes