Tras su declaración, Doña Cristina vuelve a la rutina en Ginebra