La Infanta Cristina se refugia en su casa y Zarzuela expresa su sorpresa ante la decisión del juez