Los padres de Nora siguen esperando la sentencia