Los preferentistas siguen peleando por sus ahorros: "Era nuestro sustento para la vejez"