Torres intentó demostrar que Urdangarin firmó los contratos avalarían su participación directa