El Cuervo, un pueblo en el que llueven millones