Las Sabinas, un poblado en el que la miseria se mezcla con el lujo