Un entrenador ha sido condenado a 17 años por abusos a menores