La familia de Amalia tiene dudas sobre dónde ha ido a parar el dinero que han pagado de hipoteca