La vuelta al cole, marcada por la crisis