El letrado de la acusación aseguró que la muerte del joven era una falta