Los testigos corroboran que el hombre al que pertenece el semen estaba en Madrid el 21 de septiembre