Al salir de la finca, Bretón realizó varias maniobras que le dieron diez minutos para ocultar a sus hijos, según el juez