Bretón, impasible e inmóvil durante cinco minutos en la primera sesión del juicio