Bretón no reconoce los juguetes que se encontraron en la finca