La antropóloga dijo que los restos podían ser compatibles con humanos, según un policía