Al escuchar a Etxeberria, Bretón ha mirado al frente buscando a su abogado