Gobierno y oposición se sientan para acordar unas reformas legales que solucionen el problema de los desahucios