El investigado en el caso Yéremi residía muy cerca de la casa de Yéremi Vargas