Saida Prieto quedó atrapada entre llamas de diez metros