Cristiano, cojeando, le da indicaciones a Guerreiro a dos minutos del final del partido