Poborsky, el mito que hizo historia para la República Checa en una selección novata