Reina, el azafato de La Roja