Cristiano “se pica” con sus propios compañeros, aunque no tengan la culpa