Pedro miente: no está enfermo y puede operarse