Miguelín marca el gol de la victoria en la final de la Copa del Rey